jueves, 2 de septiembre de 2010

Hacemos llegar a su respetable medio carta Publica dirigida a --- A LA SEÑORA SZCZARANSKI

Punta Arenas 02 de Setiembre del 2010

SEÑOR

EDITOR DE MEDIO DE COMUNICACION Y DIFUCION PUBLICA

PRESENTE


Hacemos llegar a su respetable medio carta Publica dirigida a ---

A LA SEÑORA SZCZARANSKI Y A LA OPINION PÚBLICA



Mi nombre es EDUARDO ROJAS LOPEZ R.U.N. 5.286.225-6 Preso Político reconocido en el informe Valech reg. nº 21264, Dirigente Nacional de la Agrupación Nacional de ex Presos Políticos. Frente a su entrevista entregada al vespertino “la segunda” el 30 de Agosto recién pasado expongo lo siguiente:

Ud. señora se descoloca por que vio una pieza sin ventana, de quienes están encarcelados por haber secuestrado, torturado y asesinado – todos delitos de lesa humanidad - contra quienes con las manos limpias intentábamos terminar con una dictadura.

Ud. habla de hacinamiento en esa cárcel de cinco estrellas. ¿Puede señalar para cuántas personas está diseñada y cuántos hay en ellas? Porque debo señalar que quienes no habiendo asesinado a nadie, no habiendo torturado a nadie, debimos pasar realidades o mejor dicho pesadillas muy diferentes. Por ejemplo, en la cárcel de Antofagasta en el momento que yo pase vivíamos doce en un recinto de tres por tres. Dos debíamos dormir donde comíamos, nos encerraban a las seis de la tarde, sin posibilidad de contar con baño. Debíamos usar un tarro de pintura para orinar y pobre del que se enfermara del estomago, porque después de mucho resistir debía pasar por la humillación de usar el mismo tarro de la orina para evacuar sus deposiciones y en el mismo sector en que debíamos desayunar al día siguiente.

Al leer hoy su defensa a estos asesinos se me aprieta la garganta cuando recuerdo al compañero Godoy, un militante socialista de 68 años, obeso, intentando sentarse en ese diminuto tarro. Señora la situación que se vivía involucraba a todos los del recinto no solo por el olor sino que por lo humillante de la situación.

Lo que menciono lo viví personalmente pero conozco casos de compañeros mucho peores..., compañeras mantenidas en la “cajitas” sin poder asearse por semanas. ¿Vio usted alguna vez en qué condiciones vivían los presos políticos?

Por lo tanto no acepto, no puedo aceptar, su sensiblería barata e hipócrita, que se viste de jurista pero que desprecia el Derecho Internacional Humanitario.

No es primera vez que responde usted a intereses bastardos y que resulta extrañamente funcional a los sectores que buscan imponer la impunidad. Así ocurrió cuando, siendo usted Presidenta del Consejo de Defensa del Estado, acuñó el criterio – o des criterio - de que no podíamos demandar colectivamente. Afortunadamente ese falaz argumento fue echado al tacho de la basura por la Corte Suprema... pero fue a pesar de usted doña Clara. Tampoco puedo olvidar el vergonzoso testimonio que hizo contra Jorge Lavandero, su ex esposo, sobre supuestos abusos contra su hijo. Y no me pronuncio sobre si ocurrieron los hechos como usted los presentó o no, sino a que lo hizo cuando sirvió para asesinar la imagen de alguien que se ponía peligroso para la derecha y no antes cuando la ética y la moral exigía que lo hiciera.

Usted señala que quiénes nos oponemos al indulto a los violadores de lo derechos humanos lo hacemos por una “postura ideologizada”. Le pregunto señora abogada: ¿a qué ideología corresponde el derecho humanitario internacional, a qué ideología corresponde la Declaración Universal de Derechos Humanos?

Si lo que pretende es poner de nuevo en el tapete el tema de los indultos, desde ya le señalo que nuevamente me opondré y le aseguro que las organizaciones a las que pertenezco también.

EDUARDO ROJAS LOPEZ

5.286.225-6

Santiago 1 de septiembre de 2010


-- recibido y reenviado por
Agrupación Solidaria de Ex Presos Políticos y Torturados de Magallanes
http://wwwagrupacionsolidariaexppmagallanes.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario