lunes, 26 de julio de 2010

Hacemos llegar a su respetable medio ,declaracion Publica respecto a Chile titulado,UNA MESA PARA TODOS EN EL BICENTENARIO .

Punta Arenas 26 de Julio del 2010


SEÑOR

EDITOR DE MEDIO DE COMUNICACION Y DIFUCION PUBLICA

PRESENTE

De nuestra mayor consideracion .

Hacemos llegar a su respetable medio ,declaracion Publica respecto a Chile titulado,UNA MESA PARA TODOS EN EL BICENTENARIO .


Suecia, Estocolmo 25 julio 2010

Declaración Publica

-----------------------------

Respecto a Chile, una mesa para todos en el Bicentenario

Como ex-Preso Político no puedo quedarme callado ante la proposición de la Jerarquía eclesiástica de la Iglesia católica de Chile de indultar a los violadores y asesinos de una parte importante de nuestro pueblo.
Nadie que se respete a si mismo y al ser humano puede ignorar las atrocidades y excesos que la dictadura de Pinochet cometió y menos suponer que con “Una mesa para todos en el Bicentenario” se puede llegar a la reconciliación nacional. No, mis estimados obispos, sólo cuando la justicia condene a todos los responsables de violación a los derechos humanos estará el camino abierto para comenzar una nueva etapa en la construcción del Chile que todos queremos. Como antes, ustedes siguen actuando de espalda al pueblo como siempre lo han hecho, salvo ciertas excepciones como lo fue El Cardenal Silva Henríquez y todos aquellos sacerdotes que la dictadura asesinó y expulsó.

Ustedes no pueden colocarse en el lugar de las victimas y menos interceder para dar paso a la “justicia con clemencia” porque “suponen” que no todos ellos tuvieron igual responsabilidad en los crímenes que se cometieron. Hay que ser muy caradura para plantear tamaña aberración respecto a la violación de los derechos humanos donde cada preso fue ultrajado, violada su dignidad a través de métodos de tortura que los agentes del dictador inflingieron a cada una de las victimas ya que el Derecho Internacional es claro en decir que no procede ni la amnistía, ni la proscripción de esos crímenes, ni menos el indulto.
Nadie ni nada puede reparar el daño causado a las victimas y sus familias que todavía viven y están pagando el dolor infligido por los sicarios del Dictador. Nuestra dignidad fue violada al introducirnos cable eléctrico en el ano y la vagina, lo anillaron en el pene y los pezones; nos emparrillaron, nos colgaron, nos sumergieron en tambores con agua y excrementos; nos golpearon en las plantas de los pies conduciendo el cerebro al abismo del dolor. Los torturadores violaron a mujeres y hombres para lograr la medalla y ascenso que el dictador les prometió y que ustedes hoy con “una mesa para todos” pretenden premiarlos en el Bicentenario con la libertad.
No pueden pedir paso a la clemencia porque connotados juristas proclives a la dictadura y derecha golpista lo han pedido en el pasado, sólo les falta decir que son daños colaterales que hay que pagar para mantener el imperio del poder económico y poder eclesiástico que manejan el ORBE.
No estoy preparado para hacer un gesto decisivo de reencuentro y reconciliación cuando los violadores de los derechos humanos no han pedido perdón a las victimas, al contrario, niegan con soberbia lo que la justicia y la historia ha condenado.
Nosotros los presos políticos y los familiares de los desaparecidos y ejecutados no nos ensañamos con los castigos, ya que es la justicia que dicta las condenas. No tomamos la justicia por nuestra mano porque no somos fascistas, sino seres humanos que luchamos por un mundo mejor donde la paz, la libertad y fraternidad es el pan de cada día.
Esta es la lógica y pedagogía que damos a conocer cada día y pedimos a la justicia y a los gobiernos de turnos que apliquen el Derecho Internacional condenando la responsabilidad criminal y los ejecutores para cerrar la página y se vuelva a leer y releer en el tiempo para que nunca más vuelva a suceder.
Por otra parte el Bicentenario que tanto le preocupa a la Iglesia Católica debe de preocuparse de rescatar la lucha de los pueblos aborígenes y la lucha de nuestro pueblo, que ha dejado demasiados mártires en la calles debido a la explotación, miseria y represión que el Estado le ha brindado durante estos doscientos años.

Galvarino Orellana (Freddy Cancino)
Ex – Preso Político


-- recibido y reenviado por
Agrupación Solidaria de Ex Presos Políticos y Torturados de Magallanes
http://wwwagrupacionsolidariaexppmagallanes.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario